Volver al Inicio

No elegir Magistrados de la CSJ independientes #ESCORRUPCION

El pasado 24 de julio, 25 diferentes organizaciones de La sociedad civil, instituciones académicas, centros de pensamiento y movimientos ciudadanos se unieron para denunciar las recientes negociaciones oscuras que han tomado lugar en la Asamblea Legislativa (AL). Estas organizaciones, unidas bajo la consigna "#EScorrupción" consideran que las decisiones tomadas por los diputados el pasado martes 18 de julio no sólo responden a intereses particulares y partidarios, sino que también violan el artículo 27 inciso g° del Reglamento Interior de la AL. 

Consecuentemente, los representantes de dichas organizaciones y movimientos ciudadanos rechazaron públicamente lo ocurrido en ese "martes negro" y enviaron un mensaje claro al presidente de la República, a la Asamblea y a la ciudadanía: La sociedad civil salvadoreña está vigilante y rechaza enfáticamente cualquier negociación oscura, que basada en un mero cuoteo partidario, pone en riesgo la elección de funcionarios de instituciones clave en la lucha contra la corrupción en el país. 

En un sistema republicano, democrático, pluralista y representativo, como el que debería corresponder en el caso de El Salvador, el respeto al marco legal rige la institucionalidad democrática y la seguridad jurídica del país. A finales de este año, dará inicio el proceso de elección de cinco magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), quienes serán elegidos por los diputados electos en marzo de 2018. De estos cinco magistrados que resulten electos, cuatro pasarán a integrar la Sala de lo Constitucional de la CSJ. 

La capacidad para deliberar y emitir sentencia conforme a la constitución exige un cierto perfil de los magistrados que va más allá de los requisitos mínimos establecidos en el art. 176 de la Constitución. En este sentido, FUSADES a través de su Departamento de Estudios Legales, ha dado mucho énfasis al tema. 

"El perfil constituye una descripción más completa del tipo de persona que puede aspirar al cargo, y por lo tanto, también constituye un filtro más depurado que los requisitos básicos establecidos en la Constitución, con el fin de permitir una mejor selección de las personas que pueden ser electas en la CSJ" (FUSADES, 2017). 

¿A quién Le deberían de importar estas elecciones? ¿Quiénes son los actores principales? La respuesta a estas preguntas es simple: A todos los salvadoreños. Es necesario entender que por medio de una Sala de lo Constitucional independiente es posible mejorar la calidad de vida de todos los salvadoreños, por lo tanto, está en el interés de todo ciudadano vigilar y exigir que se elijan los magistrados con el perfil más idóneo. 

Sin embargo, en El Salvador existe el gran desafío para que la población se involucre aún más en este tipo procesos. En la encuesta más reciente de la IUDOP se reprobó al gobierno con una puntuación de 4.79 respecto a su desempeño en el Ser año de gestión presidencial: lo anterior viene siendo una consecuencia directa del creciente desencanto de la población hacia la práctica política del país. No es sorpresa que dicha encuesta ponga en evidencia que el 87% de la población encuestada se siente nada o poco representada por los diputados, y el 80% señala que no cree que los diputados trabajen para resolver los problemas del país. 

Es necesario que los salvadoreños entendamos que la indiferencia y la apatía son un incentivo para que la clase política actúe según sus intereses personales y partidarios, dejando totalmente de lado la voluntad de quienes representa. Las repercusiones de las elecciones de diputados y magistrados de 2018 nos afectarán a todos, sin importar ideología partidaria. 

Por lo tanto, es responsabilidad de todos ejercer un voto informado y consciente ya que de elegir malos diputados que no elegirán magistrados independientes y probos, estaremos condenando el caminar democrático que hasta hoy hemos forjado. Elegir magistrados que no tengan el perfil idóneo para el cargo #EScorrupción y si la ciudadanía no alza su voz y rechaza cualquier negociación oscura y no exige el respeto a nuestros valores democráticos, eso también #EScorrupción. 

iNO seamos cómplices de la corrupción: infórmate, involúcrate! 

Redacción por: Gabriela Domínguez ,
Participante del Programa de Mentoría de Fundación DTJ.