Volver al Inicio

Transparencia en las elecciones de segundo grado

La semana pasada, en el marco de las actividades realizadas a nivel mundial para conmemorar el Día Internacional Contra la Corrupción, que tiene lugar cada g de diciembre, el Consorcio por la Transparencia y Lucha contra la Corrupción organizó su acostumbrada Semana de la Transparencia. El enfoque principal fue sobre las elecciones de segundo grado de funcionarios. 
El tema no pudo ser más oportuno, pues las elecciones de funcionarios que se avecinan son fundamentales para nuestra institucionalidad democrática. En 2018 la Asamblea Legislativa tendrá que elegir a cinco magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), de los cuales cuatro irán a la Sala de lo Constitucional y a finales de ese mismo año iniciará el proceso de elección del fiscal general de la República, quien deberá tomar posesión del cargo el 6 de enero de 201g. La importancia de estos procesos estriba en que estos funcionarios dirigirán dos de las instituciones que más se han destacado en su desempeño y que por su independencia han sido incómodas para quienes hacen mal uso del poder. 
En los distintos foros de la Semana de la Transparencia, expertos nacionales e internacionales insistieron en la importancia que tienen los tribunales constitucionales como intérpretes supremos de la Constitución, pues son indispensables para vivir en un Estado de derecho en el que existan frenos y contrapesos para defenderlo y para proteger a los ciudadanos en el goce de sus derechos fundamentales. Para lograr este propósito, sus magistrados deben ser independientes del poder político, lo cual significa que sean personas idóneas y honestas que trabajen con base en argumentos jurídicos y no bajo lineamientos político partidarios o de cualquier otro sector de poden En estos foros también se señaló que en todo el proceso de elección debe haber transparencia, a fin de que la ciudadanía pueda realizar un amplio escrutinio sobre los perfiles de los candidatos y sobre la decisión de elección, para lo cual es esencial el acceso a la información pública. 
Es primordial que la ciudadanía monitoree todo el proceso de elección de magistrados de la CSJ y exija que sea cristalino en todas sus etapas: votación organizada por la FEDAES, selección del CNJ y por último, la intervención de la Asamblea Legislativa (AL). Las dos primeras etapas son clave, pues es donde se definirán los candidatos sobre los cuales la AL deberá elegir. El proceso debe estar libre de toda anomalía, por lo que es imperioso que se resuelva la situación generada alrededor de la presidencia de la FEDAES, para que dicho proceso no se vea empañado y con dudas desde el principio, ya que esta tiene un rol preponderante al administrar la votación en la que participan los abogados para elegir a la mitad de la lista de candidatos a magistrados que llegará a la AL. 
Para que una institución funcione bien no solo requiere de un marco legal adecuado, sino que la misma sea dirigida por personas correctas: idóneas, independientes y honestas, es por ello que las elecciones de funcionarios de la CSJ y la Fiscalía General de la República son fundamentales para nuestra democracia y como ciudadanos debemos exigir transparencia y evitar retrocesos que impactarían en nuestra calidad de vida. 

Escrito por: Javier Castro 
Miembro Fundador de Fundación DTJ 
Publicado en La Prensa Gráfica